restaurar
/ 23 febrero, 2018

6 pasos necesarios para restaurar un mueble

¿Quien dice que los muebles con el tiempo pasan de moda? yo al menos no…indagando por internet, he encontrado resultados fascinantes en cuanto a restauración de muebles se refiere. Ejemplos de muebles de los años 50 pueden quedar perfectamente actuales en cualquier rincón de tu hogar o incluso los muebles que ya no quieren tus padres o tus abuelos, puedes darle un toque de chapa y pintura de lo más original y además ¡ahorras!

Está de moda y con razón, la restauración de muebles te puede ahorrar un pellizco en tu bolsillo, simplemente hay que seguir las siguientes pautas:

1.Decapante

Si el mueble seleccionado es de madera y tiene varias capas de barniz o pintura, para conseguir un mejor acabado, tenemos que eliminar esas capas y ¿como? muy sencillo, debemos conseguir el aspecto original de la madera, para ello, tenemos que decapar todo el mueble. El decapante se puede utilizar con una base de disolvente o con una base de agua. Si tiene una capa de barniz, con solo una capa de decapante espeso es suficiente, si el mueble tiene solo pintura, tendremos que utilizar las mismas capas de decapante que de las que tiene de pintura.

Modo de empleo: Con una brocha de pelo grueso realizar movimientos circulares sobre la superficie completa del mueble.

 

Fuente

 

 2. Eliminar restos

Trascurrido el tiempo de actuación del decapante, el siguiente paso es eliminar los restos de pintura o barniz del mueble con la ayuda de una espátula. Seguidamente utilizar lana de acero bañada en alcohol por si ha quedado algún resto de grasa del decapante en la superficie.

Fuente

 

3. Eliminar parásitos

Si el mueble es muy antiguo y da sensación de que la madera está corrumpida por zonas, seguramente esté infectada por la carcoma, en estos casos es recomendable utilizar un insecticida especifico, se puede introducir con una jeringuilla por todas sus grietas y luego aplicar por toda la superficie el producto con un spray.

Fuente

 

4. Reparar golpes y arañazos.

Con masilla o cera natural, esparcir por sus zonas afectadas con una espátula, de este modo se disimularán las imperfeciones y fisuras. Una vez echo este proceso, lijar la superficie y volver a repetir la operación hasta conseguir disimular los golpes. La mejor lija es la de grano medio, una vez lijada toda la superficie, limpiar el serrín que se haya producido con una brocha.

Modo de empleo: Siempre lijar en el mismo sentido que tenga las vetas de la madera, evitaremos arañazos.

Fuente

 

5. Últimar detalles

El penúltimo paso para finalizar nuestra obra maestra, es visualizar su funcionamiento, cambiar bisagras si es necesario, repasar las cerraduras con aceite si chirrían, limpiar todos los metales con vinagre o Coca-cola para que reluzcan como el primer día o tapizar de nuevo. Puedes extraer el tejido cuidadosamente quitando grapa a grapa y llevarla a la tintorería si no está muy deteriorada, si prefieres cambiar el tapizado, utilizar el antiguo como plantilla para posteriormente crear tu mismo el tejido perfecto y graparlo.

Fuente

 

6. Barnizar o pintar

Ya tienes tu mueble preparado para tintarlo, prepara una brocha que no suelte pelo y pinta con el color que desees tu mueble, seguramente sea necesario proceder con varias capas de tinte hasta conseguir el tono adecuado. También puedes dejar tu mueble con el color autentico de la madera, pero para ello debes barnizar y encerar toda su superficie y ¡voilá! Ya tienes un mueble perfecto para estrenar.

No hay comentarios para "6 pasos necesarios para restaurar un mueble"

Más de este estilo

Mucho más que el mejor diseño

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Apúntate a nuestro boletín y además de recibir un descuento de 5€ en tu próxima compra, obtendrás una vez al mes un email con las últimas ofertas de Vangudi, novedades y tendencias para la decoración de tu hogar de nuestro Blog.